http://www.607v587.com/webpage%2010.htm

 

EL PROFESOR ROBERT R. NEWTON Y “EL CRIMEN DE CLAUDO TOLOMEO”

 

© Carl Olof Jonsson, Göteborg, Sweden, 2000

 

El siguiente material es adaptado de la discusión en las páginas 44-48 de la primera y segunda edición de mi libro, The Gentile Times Reconsidered [“ Los Tiempos de los Gentiles Reconsiderados”] (publicados en 1983 y 1986), con algunas actualizaciones.

 

EL PROFESOR ROBERT R. NEWTON (quién murió en 1991) era un célebre físico quien publicó una serie de sobresalientes obras sobre las aceleraciones seculares de la luna y la tierra. Él examinó cientos de observaciones astronómicas que fechan desde el presente hacia atrás hasta aproximadamente el 700 AC, para poder determinar la proporción lánguida cambiante en detalles de la longitud del día durante este período. La mejor información sobre su investigación en esta área se encuentra en su libro: The Moon's Acceleration and Its Physical Origins , vol. 1, [“Aceleración de La Luna y Sus Orígenes Físicos, vol. 1,”] publicado en 1979. Sus resultados han sido refinados recientemente aun más por otros eruditos, sobre todo por F. Richard Stephenson. ( Historical Eclipses and Earth's Rotation , [Eclipses Históricos y la Rotación de la Tierra], Cambridge: Cambridge University Press, 1997)

¡Las investigaciones de Newton, Stephenson, y todos los demás eruditos que han examinado cabalmente este asunto e irrevocablemente demuelen la idea de “Gary” (alias “Joshua/92”), quién en su postulado en el sitio de H2O reclama que la longitud de Babilonia en el 568 AC., se localizó en la longitud de Honolulu (una idea desesperada que es el resultado de sus esfuerzos para superar la evidencia del VAT 4956)! Esta idea presupone un cambio de la longitud del día desde ese tiempo en una magnitud que está en conflicto con la investigación más brillante de Robert R. Newton, a quien “Gary” le gusta citar (aunque muy selectivamente y completamente fuera de contexto).

 

Las imputaciones contra Claudio Tolomeo no son nuevas

La reclamación de que Claudio Tolomeo “deliberadamente fabricó” muchas de sus observaciones no es nuevo. Los astrónomos han cuestionado las observaciones de Tolomeo durante siglos. Ya para el 1008 DC, ibn Yunis concluyó que ellas contenían serios errores, y para aproximadamente el 1800, los astrónomos habían reconocido que casi todas las observaciones de Tolomeo estaban erradas. En el 1817, Delambre preguntó: “¿Tolomeo llegó hacer alguna observación? ¿Las observaciones que él reclama haber hecho no son meramente cómputos de sus tablillas, y ejemplos para ayudar a explicar sus teorías?” (J.B.J. Delambre, Histoire de l'Astronomie Ancienne , París 1817, Vol. II, Pág. XXV. Citado por Robert R. Newton en: The Moon's Acceleration and Its Physical Origins {“La Aceleración de La Luna y Sus Orígenes Físicos”} [MAPO], Vol. 1, Baltimore y Londres: Johns Hopkins University Press, 1979, Pág. 43.) 

Dos años después (1819) Delambre también concluyó que Tolomeo fabricó algunas de sus observaciones solares y demostró cómo las fabricó. (Newton, MAPO 1, Pág. 44) Más recientemente, otros astrónomos han repasado las observaciones de Tolomeo y han llegado a resultados similares. Uno de ellos es el Profesor Robert R. Newton. En su libro, The Crime of Claudius Ptolemy {“El Crimen de Claudio Tolomeo”} (Baltimore y Londres: The Johns Hopkins University Press, 1977), Newton reclama que Tolomeo fue un chapucero, no sólo con un cuerpo grande de las observaciones que dice que él había hecho, sino también con varias observaciones que Tolomeo le atribuye a otros astrónomos, incluyendo algunas que él cita de las fuentes babilónicas. Éstas incluyen las tres observaciones más antiguas grabadas en el Almagesto de Tolomeo que fecha del primero y segundo año del rey babilónico Merodach-baladan (llamado Mardokempados en el Almagesto), correspondiendo al 721 y 720 AC.

 

Eruditos que discrepan con R.R. Newton

En el debate que ha resultado, varios eruditos han repudiado las conclusiones de Newton. Ellos han sostenido que los argumentos de Newton “están menoscabados por toda clase de distorsiones” (Bernard R. Goldstein de la Universidad de Pittsburgh en Ciencia , el 24 de febrero de 1978, la Pág., 872), y que su caso se cae porque: “está basado en un análisis estadístico defectuoso y un menosprecio a los primeros métodos de la astronomía” (los eruditos Noel M. Swerdlow de la Universidad de Chicago, Víctor E., Thoren de la Universidad de Indiana, y Owen J. Gingerich de la Universidad de Harvard, en la revista Scientific American de marzo de 1979, la Pág., 93, la edición americana). Comentarios similares son hechos por Noel M. Swerdlow, Ptolemy on Trial [“Tolomeo en Juicio”], en The American Scholar [“El Erudito Americano”], del Otoño de 1979, Págs. 523-531, y por Julia Neuffer, en: “´Ptolemy's Canon´ Debunked?” [“¿El Canon de Tolomeo Desenmascarado?”] en el Andrews University Seminary Studies , [“Estudios del Seminario Universitarios Andrews”], Vol., XVII, Núm., 1, 1979, Págs. 39-46. Un artículo por Owen J. Gingerich con una refutación por R.R. Newton se encuentra en el Quarterly Journal of the Royal Astronomical Society [“Periódico Trimestral de la Sociedad Astronómica Real”], Vol., 21, 1980, Págs. 253-266, 388-399, con una contestación final por Gingerich en el Vol. 22, 1981, Págs. 40-44.

 

Eruditos que apoyan a R.R. Newton

La mayoría de estos críticos, pese a que, son historiadores sin especialización particular en el campo de la astronomía griega. Algunas revisiones escritas por astrónomos bien informados han sido favorables con las conclusiones de Newton. Un historiador que también está bien instruido en la astronomía griega, K.P. Moesgaard, está de acuerdo que Tolomeo fabricó sus datos astronómicos, aunque él siente que se hizo por alguna razón honesta. (K.P. Moesgaard, “ Ptolemy's Failings,” Journal for the History of Astronomy [“ Fallas de Tolomeo” Periódico de la Historia de la Astronomía”], Vol. XI, 1980, Págs. 133-135) Rolf Brahde, también, escribió una revisión favorable del libro de Newton en: Astronomisk Tidskrift, en 1979, Núm. 1, Págs. 42,43.

B.L. van der Waerden, Profesor de Matemática y experto en la astronomía griega, discute las reclamaciones de Newton en su libro: Die Astronomie der Griechen (Darmstadt: Wissenschaftliche Buchgesellschaft, 1988). Aunque él no va tan lejos como Newton en su ataque contra Tolomeo, él está de acuerdo conque Tolomeo falsificó sus observaciones, declarando: “Qué Tolomeo sistemática e intencionalmente ha falsificado sus observaciones para traer sus los resultados de sus observaciones en acuerdo con su teoría esto se ha demostrado convincentemente por Delambre y Newton”. (Pág. 253)

 

Las recientes críticas a R.R. Newton

El bien conocido traductor del Almagesto de Tolomeo G.J. Toomer (Londres: Gerald Duckworth & Co., 1984), discute las reclamaciones de Newton en un artículo publicado en 1988 (“ Hipparchus and Babylonian Astronomy,” { Hiparco y la Astronomía babilónica},en: A Scientific Humanist. Studies in Memory of Abraham Sachs { Un Humanista Científico. Los estudios en memoria de Abraham Sachs} , eds. E. Leichty, M. DeJ. Ellis, & P. Gerardi, Filadelfia, 1988, Págs. 353-362), en el cual convincentemente argumenta que todas las observaciones de los períodos más tempranos grabados por Tolomeo se tomaron del matemático griego Hiparco (2 do. siglo AC.).

En 1990, el Dr. Gerd Grasshoff incluyó una larga sección sobre las imputaciones contra Claudio Tolomeo en su obra: The History of Ptolemy's Star Catalogue [“ La Historia del Catálogo de la Estrella de Tolomeo”] (Londres, París, Tokio, Hong Kong,: Springer-Verlag, 1990, Págs. 79-91). Él concluye que los argumentos de Newton contra Tolomeo son unos “superficiales” e “injustificados”.

 

Recientemente, Oscar Sheynin ha discutido sobre las imputaciones de Newton bastante cabalmente, argumentando que la razón por qué las observaciones de Tolomeo están en buen acuerdo con su teoría, es debido, no a causa de que él las fabricó, sino porque él seleccionó las observaciones que mejor encajaran con su teoría. Aunque tal selectividad no se permite en la ciencia hoy en día, en los tiempos antiguos era bastante común. Por esta razón Sheynin declara que a Tolomeo no puede considerársele un fraude. (O. Sheynin, “ The Treatment of Observations in Early Astronomy,” [“ El Trato de las Observaciones en la Astronomía Temprana”], en C. Truesdell (ed.), Archive for History of Exact Sciences [“Archive para la Historia de Ciencias Exactas”], Vol. 46:2, 1993, Págs. 153-192.)

En resumen, parece haber por lo menos alguna evidencia en apoyo a que las reclamaciones de Claudio Tolomeo fueron “fraudulentas” por la forma como él manejó sus observaciones, mediante ya sea “reduciendo” los valores o seleccionando aquéllas que mejor encajaran con su teoría. Sin embargo, muy pocos eruditos irían tan lejos como Newton, que despide a Tolomeo en su totalidad como un fraude. Como el Dr. James Evans cita: “muy pocos historiadores de la astronomía han aceptado integralmente las conclusiones de Newton”. ( Journal for the History of Astronomy , [“Periódico para la Historia de la Astronomía”], Vol. 24, Parte ½, de febrero / mayo de 1993, Págs. 145-146.)

R.R. Newton y el “Canon de Tolomeo”

En una revisión del libro de Newton, The Crime of Claudius Ptolemy , [“El Crimen de Claudio Tolomeo”], publicado en la revista “ Scientific American ” de octubre de 1977, Págs. 79-81, fue declarado: “ La falsificación de Tolomeo quizás se haya extendido a inventar la duración de los reinados de los reyes babilónicos. ” Ésta era una referencia al llamado “Canon de Tolomeo”, la qué Newton en ese momento erróneamente creyó que había sido compuesta por el propio Claudio Tolomeo y por eso debido a su “falsificación” pudo haber sido afectada. Esta declaración se recogió enseguida y se publicó en La Atalaya (1º de diciembre de 1978, Pág., 19). En la página 375 de: “ El Crimen de Claudio Tolomeo ” en inglés, Newton también escribió: “lo que sigue es que la lista de reyes de Tolomeo es infecunda en el estudio de la cronología, y deben ignorarse. Lo que es peor aun, mucha de la cronología babilónica está basada en la lista de reyes de Tolomeo. Ahora toda cronología de importancia tiene que ser revisada y todo depender de la lista [de reyes] de Tolomeo tiene que ser removido.”

Newton estuvo inadvertido sobre el hecho de que el “Canon de Tolomeo” no fue compuesto por Claudio Tolomeo. Ya que él no era un historiador ni tampoco un experto en cronología babilónica. Él también admite en su obra que él tampoco ha estudiado ninguna otras fuentes salvo por la de Tolomeo para los años antes de Nabucodonosor. ( “ El Crimen de Claudio Tolomeo ” en inglés, Pág. 375) ¡Él explica que sus ideologías en las relaciones entre la cronología y la obra de Tolomeo fueron influenciadas por un tal Sr. Philip G. Couture de Santee , en California! En el Prólogo de su libro él declara: “Yo le agradezco al Sr. Philip G. Couture de Santee, de California por la correspondencia que me llevó a entender algunas de las relaciones entre la cronología y la obra de Tolomeo.” (“ El Crimen de Claudio Tolomeo , en inglés Pág. XIV) Este mismo Sr. Couture también indujo al Dr. Newton para que rechazara el canon Asirio epónimo en su obra, The Moon's Acceleration and Its Physical Origins . ( “Aceleración de La Luna y Sus Orígenes Físicos”. Vea el Vol. 1, 1979, Pág. 189)

Lo qué evidentemente no sabía Newton era que éste Sr. Couture era y todavía es un Testigo de Jehová, y que los determinados argumentos cronológicos que él le pasó adelante a Newton fueron sacados del diccionario de la Biblia por la Sociedad Watch Tower, Ayuda Para Entender la Biblia. ¡Estos argumentos sólo tenían la intención de apoyar la cronología de la Sociedad Watch Tower, no obstante, se pueden demostrar que ellos son insostenibles!

 

Correspondencia con R.R. Newton

En el 1978, el año después que se publicó The Crime of Claudius Ptolemy , [“El Crimen de Claudio Tolomeo”], yo intercambié alguna correspondencia con el Profesor Newton. En una carta fechada el 27 de junio de 1978, le envié un corto estudio que yo había preparado sobre el cual el tal-llamado “Canon de Tolomeo” donde se compararon con las fuentes cuneiformes más tempranas. El estudio brevemente demostraba que todos los reinos de los reyes babilónicos contenidos en el Canon, desde Nabonassar (747-734 AC) hasta Nabónido (555-539 AC), estaban en completo acuerdo con estas fuentes más antiguas. (Este estudio luego fue expandido y publicado en un periódico erudito británico para estudios ‘interdisciplinarios y Análisis Catastróficos' Chronology & Catastrophism Review , el Vol., IX, 1987, Págs. 14-23.) Yo entonces le pregunté: “¿Cómo es posible que los datos astronómicos de Tolomeo estén equivocados, y no obstante la lista de reyes, a la cual se enlazan, esté correcta?”

En su respuesta, fechada el 11 de agosto de 1978, Newton afirmó: “yo no estoy listo a ser convencido que la lista de los reyes de Tolomeo es una exacta antes de Nabopolasar [= antes del 625 AC], aunque yo tengo mucha confianza que es bastante exacta para Nabopolasar y los reyes posteriores.” Él también señaló: “El punto básico es que Tolomeo calculó las circunstancias de los eclipses en el sintaxis de sus teorías, y él pretendió entonces que sus valores calculados eran valores que se habían observado en Babilonia. Sus teorías son lo bastante exactas para darnos el día correcto de un eclipse, pero le falta la hora y la magnitud.

Así que “los ajustes” de Tolomeo sobre las observaciones de los eclipses eran demasiados pequeños para afectar el año, el mes, y el día de un eclipse. Sólo la hora y la magnitud sería afectada. Los supuestos “ajustes” de los récord de los eclipses babilónicos antiguos de Tolomeo, entonces, no cambiaron las fechas a EC que se habían establecido para estas observaciones. ¡Ellos no cambiaron la cronología! En adición, Newton fue convencido que la lista de los reyes era una exacta desde Nabopolasar en adelante. ¡En otras palabras, él estaba convencido que la cronología neobabilónica completa desde Nabopolasar hasta Nabónido (625-539 AC) era una exacta! ¿Por qué?

Porque él había hecho un estudio bien íntegro de algunos de los archivos astronómicos babilónicos antiguos que eran independientes al “Canon de Tolomeo”, incluyendo la VAT 4956 y la Strm. Kambys. 400. Por su examen de estos dos archivos, él estableció que el primer texto se refería al año 568/67 AC y el segundo al 523 AC. Él concluyó: “Así nosotros tenemos la confirmación bastante fuerte que la lista de Tolomeo es correcta para Nabucodonosor, y una confirmación razonable para Cambises” ( The Crime of Claudius Ptolemy , [“El Crimen de Claudio Tolomeo”], 1977, la Pág. 375) Estos resultados se le dieron énfasis más allá en su próximo trabajo, The Moon's Acceleration and Its Physical Origins , [“Aceleración de La Luna y Sus Orígenes Físicos”], el Vol., 1 (1979), dónde él concluye en la página 49: “el primer año de Nabucodonosor por consiguiente empezó en el –603 [= 604 AC], y esto está de acuerdo con la lista de Tolomeo.”

Por consiguiente, citar algunas declaraciones por R.R. Newton en un esfuerzo por minar la cronología establecida para la era neobabilónica sería citarlo fuera de contexto. Sería falsear sus puntos de vistas y ocultar sus conclusiones. Esto sería fraudulento. No obstante, esto es lo que han hecho repetidamente la Sociedad Watch Tower y “Gary/Joshua92.” Los resultados encontrados por Newton refutan ambas de sus cronologías y demuestra que son falsas.

Resumen

Si Tolomeo falsificó sus observaciones, quizás algunas de aquéllas de los primeros astrónomos, serían irrelevante para el estudio de la cronología neobabilónica. Ya que hoy día, ésta cronología no está basada en las observaciones registradas por Tolomeo en su Almagesto . Además, la reclamación de que Tolomeo pudo “inventar” las longitudes de reino en el “Canon de Tolomeo” se basa un error de que esta lista de reyes fue compuesta por Claudio Tolomeo. Como se demuestra en las páginas 94-96 de la tercera edición de “ Los Tiempos de los Gentiles Reconsiderados en inglés (y también brevemente en la segunda edición), la designación del “Canon de Tolomeo” es un nombre equivocado , siendo que la lista de los reyes había estado en uso entre los astrónomos de Alejandría durante siglos antes del tiempo de Claudio Tolomeo. Finalmente, la reclamación de que la lista de los reyes es la base ó la fuente principal de la cronología neobabilónica, es falso. Aquellos que hacen tal declaración o son unos que están totalmente ignorantes o unos deshonestos. La sencilla verdad es que la lista de los reyes no se necesita por adecuar la cronología de ésta era, aunque sus figuras para los reinos de los reyes neobabilónicos son sostenidas por lo menos por 14 líneas de evidencias independientes basadas en documentos cuneiformes, como se demuestra en “ Los Tiempos de los Gentiles Reconsiderados en inglés.

Una discusión excelente del Canon de Tolomeo , o dicho correctamente, el Canon Real , y su relación con la cronología neobabilónica, se encuentra en el artículo por Leo Depuydt, Titulado: “‘More Valuable than all Gold': Ptolemy's Royal Canon and Babylonian Chronology,” [‘Más Valioso que Todo el Oro: el Canon Real de Tolomeo y la Cronología babilónica”], publicado en Journal of Cuneiform Studies , [Periódico de Estudios Cuneiformes], el Vol., 47, 1995, Págs. 97-117.